El método Bilan Carbone®

El Bilan Carbone® (cálculo de la huella de carbono) es un método para contabilizar las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) de una organización (empresa, ciudad, etc.). Este método, desarrollado por la ADEME (Agencia de Medio Ambiente y Gestión de la Energía francesa), es el más utilizado en Francia y mide el impacto de las actividades de una organización en el calentamiento global.

Los objetivos

La visión global que aporta el cálculo de la huella de carbono permite la identificación de las principales fuentes de emisión de GEI. Esto conduce a la definición de objetivos de reducción de emisiones precisos y pertinentes mediante un plan de acción eficaz.

La huella de carbono puede diferenciar tres tipos de emisiones (scopes), según la definición de la norma ISO 14069: Alcance 1 (emisiones directas relacionadas con la energía), Alcance 2 (emisiones directas e indirectas relacionadas con la energía) y Alcance 3 (todas las emisiones directas e indirectas).

Las ventajas de realizar el cálculo del Bilan Carbone®

Además de permitir que la empresa se inscriba en un planteamiento ecorresponsable en consonancia con el cambio climático actual y la transición energética, el cálculo de la huella de carbono permite la evaluación de la resiliencia de una empresa en un contexto de aumento de los precios de la energía y de los impuestos sobre las emisiones.

A partir del diagnóstico de la huella de carbono, cualquier empresa estaría en disposición de:

 

Reducir sus costes energéticos optimizando su consumo mediante, por ejemplo, la aplicación de gestos ecológicos, trabajos de aislamiento y planes de movilidad:

Anticipar la ley sobre la obligación de realizar una evaluación reglamentaria de los GEI. Un cierto número de organizaciones ya están obligadas a realizar su evaluación reglamentaria de GEI y esta obligación debería ampliarse gradualmente. Adelantarse a los acontecimientos le permitirá anticiparse a estos pasos.

Facilitar la obtención de etiquetas de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) o de desarrollo sostenible. El cálculo de la huella de carbono es un primer paso esencial en el proceso de obtención de etiquetas o certificaciones.

Promover el compromiso ecológico para reforzar su imagen de marca y obtener una ventaja competitiva. Algunos clientes o empleados pueden ser muy sensibles a los valores y compromisos de su empresa, y emprender iniciativas tales como la realización del cálculo de su huella de carbono pueden diferenciarle de sus competidores.

Disminuir su dependencia de los combustibles fósiles y su vulnerabilidad. Se prevé que el precio de la energía siga subiendo en el contexto actual de aumento de la fiscalidad sobre el carbono y de escasez de recursos geológicos. Por ello, el método Bilan Carbone® evalúa la dependencia de los combustibles fósiles en una determinada actividad y permite buscar soluciones para mejorar la resiliencia de las actividades económicas.